Primeros platos cetogénicos para Navidad

Navidad cetogénica
Navidad cetogénica
Comparte si te ha gustado!
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Ideas y recetas de primeros platos cetogénicos para Navidad para que no te saltes la dieta durante las fiestas.

Segunda entrega de la serie de recetas de Navidad. En esta entrada os traigo sugerencias para primeros platos cetogénicos para Navidad. Todos son platos muy fáciles de hacer (es posible que ya los conozcáis) y muy típicos en las casas españolas en navidad. Sin embargo las recetas tradicionales suelen contener bastantes carbohidratos, así que las he modificado para que nadie sienta que está a dieta.

Durante las fiestas es cuando más nos cuesta no caer en la tentación, así que, que mejor que no darte cuenta de que estás a dieta. Tanto si cocinas tu en tu casa, como si quieres llevarlos a casa de tus familiares estos primeros platos cetogénicos para Navidad no defraudarán a nadie, haga dieta o no! Espero que te sirvan estas ideas!

Sopa de pescado y marisco

Sopa pescado y marisco keto
Sopa pescado y marisco

No hay nada más navideño que empezar con una sopa de pescado y marisco, durante años ha sido el primer plato en casa de mis abuelos y aún lo seguimos haciendo cada Navidad. Una sopa ligera, sabrosa y que gusta a todo el mundo pero te deja hueco para el plato principal. Además puedes variar entre pescados, mariscos, moluscos o lo que quieras echarle, siempre quedará buena.

Lo principal en esta sopa es el caldo o fumet, si el caldo está bueno la sopa estará buenísima y buenas noticias! En cualquier supermercado encontrarás cientos de marcas de caldos de pescado muy ricos y con cero carbohidratos. Si te animas a hacerlo tu solo necesitas cabezas de gambas, las raspas del pescado que vayas a usar y algunas verduras, no puede ser más sencillo.

Como base para la sopa lo primero será hacer un sofrito. Yo lo hago con ajo, cebolla, puerro y concentrado de tomate, pero puedes hacerlo a tu gusto. Cuando esté el sofrito añade el caldo y deja que hierva unos minutos. Puedes batirlo todo si quieres que la sopa sea un poco más espesa, en mi casa siempre lo hacemos.

Después añade los pescados y mariscos que más te gusten a la sopa. En mi caso solemos utilizar rape, gambas y almejas, pero es a gustos. Primero echa el pescado, cuando esté casi hecho incorpora las gambas y las almejas. Cuando las almejas se hayan abierto y las gambas estén hechas estará listo. Prueba de sal y espolvorea con un poco de perejil. Sencillo y muy rico.

Pimientos del piquillo rellenos

Un clásico entre los primeros platos cetogénicos para Navidad en mi casa. Solo necesitas pimientos del piquillo, bacalao desmigado desalado, nata, cebolla y huevo.

Para el relleno pon la cebolla a pochar en una sartén, el bacalao desmigado y la nata. Después reserva y cuando esté frío añade huevo batido en crudo. Yo calculo un huevo por cada tres pimientos más o menos. El huevo hará que cuaje y no se salga el relleno. Con esta mezcla rellena cada pimiento, ponlos en una fuente de horno y hornea hasta que el relleno este un poco cuajado. Puedes sellarlos con un palillo para que no se salga el relleno si te ha quedado un poco líquido.

Mientras están en el horno, hacemos la salsa. Para la salsa solo tienes que batir nata con pimientos del piquillo y calentar en una sartén, cuando espese un poco estará hecha. Prueba de sal y cuando los pimientos que están en el horno estén hechos riega con la salsa por encima. Más fácil imposible!

Aguacates rellenos

Aguacates rellenos cetogénicos
Aguacates rellenos

Para este primer plato suelo hacer dos versiones, la típica con gambas y la que más me gusta, con salmón ahumado. Solo tienes que cortar un aguacate por la mitad, quitar el hueso y vaciar cada mitad con cuidado de no romper las cáscaras. Mezcla la carne del aguacate cortada en taquitos pequeños con mayonesa casera (si no sabes hacerla aquí te dejo la receta), pepinillos en vinagre picados y cebolla muy picadita. Luego añade varias lonchas de salmón ahumado cortadas en tiras, o gambas cocidas. Rellena las cáscaras con la mezcla y sirve medio aguacate por persona.

Si quieres una versión low cost, puedes usar gulas o palitos de surimi, también queda genial, pero vigila los carbohidratos, algunas marcas tienen demasiados.

Alcachofas con almejas

Alcachofas con almejas keto
Alcachofas con almejas

Un platazo de esos que te reconfortan por dentro los días de frío y genial como primero en una cena navideña. Si el plato principal es contundente, lo mejor es hacer un primero ligero para no llegar sin hambre. Y aunque este primer plato es un poco más elaborado, merece la pena. Lo que más trabajo da es limpiar las alcachofas, se pueden comprar congeladas y te lo ahorras, pero yo nunca lo he probado y no se como quedaría. Así que no lo puedo recomendar.

Lo primero es limpiar, quitar las hojas y cortar las alcachofas. Yo las corto en cuatro trozos cada una. Pon agua a hervir y añade un buen chorro de limón. Esto evitará que las alcachofas se oscurezcan. Ponlas a cocer.

Mientras tanto en una sartén grande pon aceite y unos ajos picaditos y deja que se doren. Luego añade un chorro de vino blanco y sube el fuego hasta que se evapore el alcohol. Cuando ya no huela a alcohol echa las almejas y tapa hasta que se abran solas. Si alguna no se abre tírala, puede estar mala. Cuando todas las almejas estén abiertas, añade las alcachofas ya cocidas y un poco del caldo de cocción. Espolvorea perejil y remueve para que se mezcle el caldo de cocción con la salsita que han creado las almejas y el vino blanco. Puedes añadir unas colas de langostinos para hacer aún más navideño el plato. No olvides probar como está de sal.

Sopa de ajo y jamón

Si sois de platos de cuchara o vivís en una zona fría no podéis dejar de probar la sopa de ajo, es sencillísima de preparar y si utilizamos un buen jamón para hacerla quedará perfecta como primer plato.

Calcula alrededor de dos dientes de ajo grandes por cabeza y machácalos en un mortero junto con un poco de sal (mejor sal gorda). Añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra a una cazuela y sofríe el ajo machacado. Cuando empiece a dorar, incorpora el jamón a taquitos y una cucharadita de pimentón dulce por persona. Remueve durante un par de minutos. Cuidado, no lo hagas con el fuego muy fuerte por que el pimentón puede quemarse y el jamón amargar.

Seguidamente añade agua y una pastilla de caldo y deja hervir unos 15 minutos para que el jamón suelte su grasa. Comprueba que esté bien de sal. Cuando estés a punto de servir casca un huevo en la sopa por persona. Intenta que la clara quede cuajada y la yema líquida para que cada uno pueda romperla en su plato y mezclarla con la sopa. Sirve bien caliente!

Pastel de carne relleno

Pastel de carne cetogénico
Pastel de carne

El primer plato cetogénico para Navidad perfecto, especialmente si el plato principal es de pescado. Según cuantos seáis necesitaréis unas cantidades, calculad alrededor de un kilo de carne picada mitad cerdo mitad ternera para seis personas. En un bol grande poned la carne, una cucharada de ajo en polvo, otra de cebolla en polvo, queso parmesano rallado y tres huevos. Salpimentar y mezclar bien con las manos. Pon un papel de aluminio sobre la encimera y extiende la carne con las manos hasta crear un rectángulo de un dedo de grosor aproximadamente.

Ahora vamos a por el relleno, yo suelo poner primero queso en lonchas, jamón (cuanto mejor sea el jamón más rico estará) y tres huevos cocidos enteros pelados. Ayudándote con el papel de aluminio ve enrollando con cuidado de que no se salga nada del relleno. Intenta que los huevos queden bien centrados, así al cortar lonchas se verá mas bonito. Sella bien todos los huecos para que no se salga el queso.

Precalienta el horno a 200 grados centígrados durante 10 minutos. Pon el pastel de carne en una bandeja en el centro envuelto en el papel de aluminio y hornea durante 30 minutos. A los 30 minutos puedes sacarlo quitar el papel de aluminio y colocar tiras de bacon rodeando la carne e introducirlo otra vez hasta que esté crujiente y dorado.

Déjalo enfriar, si lo cortas caliente, puede romperse. Lo mejor es hacerlo el día antes y dejarlo enfriar completamente. Sirve en una fuente con alguna salsa (aquí tienes algunas ideas) y corta en rodajas finas. Más típico en Navidad imposible!

¿Se te ocurren otras ideas de primeros platos cetogénicos para Navidad? ¿Que sueles poner tu en casa? Escríbeme en los comentarios si vas a probar alguno!

Comparte si te ha gustado!
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*